Patrimonio Toponímico

La Toponimia es una disciplina lingüística que forma parte de la Onomástica. Esta se ocupa del estudio de los nombres propios en general y la Toponimia, en particular, de los nombres propios de lugar.

La Toponimia es una disciplina lingüística que forma parte de la Onomástica. Esta se ocupa del estudio de los nombres propios en general  y la Toponimia, en particular, de los nombres propios de lugar.

Si los nombres de lugar son núcleos de población o circunscripciones administrativas, grandes ríos o relieves, entonces hablaremos de Toponimia Mayor; si se trata de cualquier otro nombre del territorio, la denominación empleada es Toponimia Menor.

El análisis del significado de un topónimo revela la motivación que subyace a la denominación de un lugar concreto. Esta información es de índole muy diversa, y puede estar relacionada tanto con descripciones del paisaje como por actividades desarrolladas por el hombre en el mismo.  En el primer caso, los topónimos pueden aludir al relieve, composición del terreno, flora, fauna, presencia de agua, etc.; en el segundo, las alusiones van desde el establecimiento de una red viaria, núcleos de población, actividades agropecuarias, industriales, de cualquier tipo, hasta incluso la actividad social y espiritual del hombre.

Por otra parte, el estudio de la filiación lingüística del topónimo puede arrojar luz acerca de los distintos grupos humanos que poblaron un territorio. También sobre la historia de las distintas lenguas utilizadas.

Sin duda, el estudio sistemático de la toponimia de un territorio proporciona una amplia y profunda información acerca de multitud de aspectos históricos, geográficos, botánicos, lingüísticos, etnográficos, etc.

Belmonte (Belmonte, Polaciones)

Topónimo hagionímico

Prau Conceju (Tudanca, Tudanca)

Topónimo revelador de los usos agropecuarios comunales.

Tombo (La Hermida, Peñarrubia)

Topónimo relacionados con el relieve

Concha (Puentenansa, Rionansa)

Topónimo relativo a las vías de comunicación.

Sel (Quintanilla, Lamasón)

Topónimo relativo al pastoreo extensivo.

Peju (Camijanes, Herrerías)

Topónimo relacionado con la presencia de agua en la roca.

Grezu (La Hermida, Peñarrubia)

Topónimo relacionado con la vegetación

Virdiu (Linares, Peñarrubia)

Topónimo oronímico.

Joz (Tudanca, Tudanca)

Topónimo relacionados con el relieve

Lucia (La Hermida, Peñarrubia)

Topónimo litonímico

Bejar (Rábago, Herrerías)

Topónimo relacionados con las orillas de los ríos

Toral (Sarceda, Tudanca)

Topónimo descriptivo del relieve.

Cuerne (Lafuente, Lamasón)

Topónimo relacionado con la actividad agrícola

Toja (Rábago, Herrerías)

Topónimo relacionado con los troncos de árbol.

Cuerre (Rábago, Herrerías)

Topónimo relacionado con la actividad ganadera.

Moro (Piñeres, Peñarrubia)

Topónimo relacionados con hallazgos arqueológicos

Cabanzón (Cabanzón, Herrerías)

Topónimo alusivo a la presencia de pozos en la roca.

Bejo (Tudanca, Tudanca)

Topónimo relacionado con el relieve

Rejo (Camijanes, Herrerías)

Topónimo relacionado con la actividad agrícola

Arria (Quintanilla, Lamasón)

Topónimo que indica la presencia de surgencias de agua en terrenos calizos.

Robre (Linares, Peñarrubia)

Topónimo cromático

Lobo (Belmonte, Polaciones)

Topónimo zoonímico